15
Sep
07

El poeta adolescente.

urbi.jpg

Existe un poeta en Málaga que dará mucho de que hablar en el futuro. Tiene diecinueve años, y hace un año publicó su primer libro, Urbi et Orbi (a la ciudad y al mundo). Se trata de David Leo García; una promesa en cuanto a las letras andaluzas se refiere. Ganó en 2006 el XXI Premio de Poesía Hiperión, gracias a lo cual pudo colocar en circulación un compendio de poemas que no te dejan indiferente. Cuando los lees te invade la absurda idea de que no pueden haber sido escritos por un muchacho de dieciocho años. Yo he tenido esa edad, y he escrito poesía, pero está claro que la madurez es un tren que llega cuando le viene en gana (los hay que no lo cogen nunca). Todo el libelo rezuma audacia, perspicacia, talento y una madurez inusitada para un chaval tan joven. Los hay que nacen con talento y además encuentran la manera de explotarlo. Este muchacho lo tiene claro. Lo suyo es la poesía. Lo ha demostrado con una serie de poemas extraordinarios, pero no aptos para la mayoría de chicos y chicas de su edad. No estamos hablando de las letras de Melendi ni de Andy y Lucas (con todos mis respetos para ellos). Es cierto que es necesario realizar un ejercicio intelectual notable para apreciar una lírica llena de simbolismos, juegos de palabras y dobles sentidos. En toda la obra puedo advertir influcencias lorquinanas y de poetas del 27. No obstante, debo reconocer que probablemente el muchacho haya leído más poesía de la que yo pueda imaginar; incluso a poetas de los que yo no haya oído hablar jamás. La mayor parte de sus composiciones, como bien reza el título de su libro, se inspiran en la ciudad (Málaga se entiende) y sus rincones; la gente que atesta sus calles, parques y servicios públicos. Con un agudo diagnóstico acerca de su entorno, la vida, el tiempo, la muerte y otras inquietudes del autor, nos sumergimos en un lirismo onírico e hipnótico y en una métrica rítmica y sonora. Merece la pena asomarse al alma de este poeta prodigio que sin duda habrá suscitado las envidias (sanas) de aquellos a los que les gustaría aspirar a poetas. Él ya lo es, y sólo se trata de un adolescente. Resulta increíble. Espero que Málaga siga sorprendiéndome con estos personajes excepcionales y dotados de un talento tan escaso, a la vez que divino.

Buceaba en el mar cual se bucea / en la vida abrumada tras la muerte / de un ser querido…]

Leo García, David. Urbi et Orbi. Ediciones Hiperión S.L, Madrid, 2006.

Anuncios

1 Response to “El poeta adolescente.”



Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: