17
Sep
07

De nuevo, no ganan los mejores.

De nuevo, y como suele ocurrir muy a menudo, no son los mejores los que llegan más lejos. Es cierto que ayer, la selección española de basket jugó el peor partido de su historia; con un Pau Gasol insólito, el equipo se vino abajo mientras los rusos creían cada vez más en su victoria. La estrategia estaba definida: anular a Gasol; y lo lograron. Ni los triples de Calderón, ni la garra de Marc, ni la seguridad de Garbajosa, ni los casi quince rebotes que capturó Pau, ni el recital de gorros y tapones que dio, pudieron evitar el desastre. Para ganar hay que sumar puntos, no basta sólo con defender. Se falló lo indecible (en tiros de campo y en la línea de tiros libres) y no aprovechamos el pésimo juego de los rusos ni la ventaja obtenida en el inicio. Pau se fue desinflando en cada cuarto y al final se contagió el desánimo y la apatía a todo el equipo. No sabemos si les pudo el cansancio de todo el campeonato, o fue todo fruto de los nervios. Lo que está claro es que España es superior a Rusia, y a todas las demás; ayer, empero, no supo demostrarlo. Tenemos la mejor selección de toda la historia del baloncesto español, y sabemos, en nuestro fuero interno, que ellos son los justos vencedores. Ocurrió en el último Mundial de Fútbol, que ganó Italia, una selección que está años luz de ser la mejor del mundo. La sensación es más amarga si cabe, porque sabemos que tienen más calidad, que son los mejores; estábamos seguros de la victoria y al final, la providencia nos jugó una mala pasada. Nos queda el consuelo de pensar que hace años hubiéramos vendido nuestra alma al diablo por tener una selección de baloncesto como la que tenemos actualmente. Pero hemos sido campeones del mundo y, acostumbrados como estábamos a las mieles de la victoria, nadie imaginaba que una cosa así podía ocurrir. Un mal día lo tiene cualquiera, y así ha sido. España sólo tuvo uno y tenía que ser el de la final. No obstante, debemos sentirnos orgullosos de “los doce amigos” de Pepu, que merecieron ganar, como se merecen, todos y cada uno, nuestro aplauso y aliento. Hemos disfrutado de lo lindo, con un juego mágico y espectacular que nos ha hecho vibrar en nuestras casas. Ésta experiencia nos demuestra una verdad universal: que la fortuna no entiende de talentos ni méritos. Al final el oro es para quien se lo cree, aunque no sea el mejor. Los rusos creían que podían ganar (yo no lo creía en absoluto viendo su pésimo juego) y al final aprovecharon los errores del equipo español y se adjudicaron una medalla que no merecen en absoluto. Sí, de acuerdo, llegaron a la final con una sola derrota, como España, y ayer jugaron mejor (o no tan mal como nosotros; lo justo para sacarnos un punto), pero no son, ni mucho menos, los mejores. Nuestra selección es la más grande del mundo y de Europa y esto lo sabe el que ha seguido el campeonato. Que disfruten el oro los rusos. Todos sabemos quienes son de verdad los campeones aun con la plata en sus cuellos. ¡Aupa España!

galeria_29.jpg

Anuncios

3 Responses to “De nuevo, no ganan los mejores.”


  1. 1 dac
    17/09/2007 en 16:04

    Tas pasao con el patriotismo tío! Si Rusia nos ha ganado, hay que felicitarles y reconocer su valía.

  2. 18/09/2007 en 11:23

    Rusia ha ganado pero no es mejor que España. Me conoces, y no es patriotismo. Si tengo que ponerlos de vuelta y media lo hago. España perdió de uno por que tuvo un mal día y Gasol falló demasiado. Es así. Enhorabuena a Rusia, claro que sí, son los campeones, pero no son los mejores.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: