02
Oct
07

88 Mill Lane

Ha llegado a mis manos, previo pago de doce “eurazos” del ala, un libro con diez relatos cortos (a 1,20 cada relato) de un autor malagueño, afincado en Madrid, llamado Juan Jacinto Muñoz Renguel. Todas y cada una de las historias que integran la obra han sido galardonadas con algún premio literario, de lo que se deduce que tenemos ante nosotros a un maestro de la narrativa, con tan sólo 33 años.

Di con dicha obra de pura casualidad. Buscaba en la red algún taller de escritura que fuera asequible a mi bolsillo de parado y encontré una página muy interesante, auspiciada por la Librería Fuentetaja en Madrid, cuyos cursos no eran demasiado caros y de muy diversa índole: escritura creativa, cuento, novela, poesía, guión, etc. Ojeando la página en profundidad pude advertir que uno de los docentes que impartían clases, en el apartado de escritura creativa en concreto, no era otro que Juan Jacinto Muñoz.

Este muchacho nació y creció en Málaga, en la zona de Fernando el Católico, y aún retengo en mi memoria los tiempos en que mi madre visitaba a la suya para tomar café, y yo me sumergía en un mundo de fantasía y poderosa imaginación, en una habitación llena de juegos que yo jamás había visto. Con la misión de entretener al enano, el futuro escritor jugaba pacientemente conmigo, hace casi veinte años, contándome historias e imaginando mundos y seres fabulosos. Recuerdo que me explicaba entonces que con su “walkie-talkie” se podía hablar con Marte, aun cuando yo nada sabía de Ray Bradbury y sus “Crónicas Marcianas”. También me acuerdo de su hermana, Irene, una belleza de mujer que me tuvo, en la infancia, absolutamente embelesado. Sin embargo, a causa de las vicisitudes de la vida, nuestras madres fueron perdiendo el contacto poco a poco y jamás supe nada más de él, hasta hace unos días. Averigüé que se doctoró en Filosofía y vivió en Londres algunos años dedicado a la docencia y a la literatura.

portada_88_mill_lane.jpg

Allí precisamente es donde han sido escritos los relatos que integran 88 Mill Lane, ambientados en su mayoría en la misma ciudad británica; cosmopolita y urbana, rebosante de misterio y personajes excéntricos. Cada uno de los relatos que integran la obra te sumerge en un mundo que te atrapa, por el tratamiento de los personajes y sus experiencias; las historias son redondas con un final inesperado, cargadas de una imaginación desbordante y llenas de fantasía. Con un estilo y un lenguaje nada pretencioso, efectivo y claro, cada trama supone un reto para la imaginación del lector; la realidad se desdobla y se mezclan los sueños con la vigilia, el futuro con el presente y el pasado; surgen personajes y seres extraordinarios con historias inauditas.

Estamos ante un un escritor que continúa la senda ya iniciada por autores como Julio Cortázar, Borges, Horacio Quiroga o el mismísimo Allan Poe, cuyos cuentos son clásicos de la literatura contemporánea. Al comienzo de la obra nos encontramos con Los Habituales de la Brioche, una historia de catorce páginas que preludia lo que descubriremos en los demás relatos. De entre los diez cuentos que constituyen la obra, encontramos algunos destacados como La Marquesa de Siete Iglesias, en el que se cuestiona las bondades de la vida eterna; La casa de Strawbrooke, al más puro estilo policiaco; El libro del Destino, estudio experimental, en el que se mezclan la ciencia, las pasiones humanas y el poder inexorable del sino de cada individuo; El ojo en la mano, vórtice de sueños y realidad; y por último, La perla, el ojo, las esferas, una historia sobre universos dentro de otros universos que te dejan con la boca abierta. En definitiva, un libro lleno de historias pequeñas pero intensas, que recomiendo desde aquí encarecidamente.

img_portada.jpg

De nuevo, y después de tantos años, el muchacho que avivó en mí la imaginación cuando era niño, lo vuelve a conseguir con sus historias fabulosas, realmente buenas e increíbles. Espero que siga cultivando el relato corto, pero que no deseche la posibilidad de escribir alguna novela, ya que seguro que si vuelca en ella toda la imaginación de la que es capaz, tendrá el éxito asegurado.

juanjacinto.gif

Ahora en Octubre, Noviembre o Diciembre, con el frío que va llegando, y la lluvia, bajo una mantita, tomando un té caliente (Earl Grey que es más “british”) y cerca de la estufa en casa, lo mejor sin duda: las historias de Juan Jacinto; háganme caso.

Muñoz Renguel, Juan Jacinto. 88 Mill Lane. Editorial Alhulia S.L, Granada 2005. 12€

Anuncios

2 Responses to “88 Mill Lane”


  1. 1 -Elena_
    02/10/2007 en 22:16

    Mi más sincera enhorabuena a este muchacho, ojalá tenga mucha suerte.
    Oye por cierto niño…me encanta como escribes…:)ayyyy te adoro.

  2. 03/10/2007 en 00:11

    Ay mi niña que le gusta todo lo que hace su novio; que todo lo hago bien para ella. Pero si yo sólo pongo palabras unas detrás de otras; eso no es escribir. Escribir es lo que hace el muchacho este, que sí que lo hace bien. A ver si te leo algún relato que te van a gustar. Te quiero mi amor.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: