18
Oct
07

¿Cultura o basura?

pensador-blog.jpg

Da gusto pasear por la calle Larios de Málaga. El alcalde Francisco de la Torre, desde el Ayuntamiento, ha conseguido dar otro golpe de efecto para sumar de esta manera más méritos relacionados con las aspiraciones de la ciudad a la capitalidad cultural europea. Mediante un acuerdo con la Fundación La Caixa la ciudad de Málaga podrá disfrutar de siete figuras de bronce originales del genial escultor francés del siglo XIX Auguste Rodin; se incluye entre ellas la famosa El Pensador (resulta impresionante verla en Málaga). Las seis restantes corresponden al conjunto monumental Los burgueses de Calais y merece la pena acercarse a echar un vistazo por calle Larios y comprobar el efecto que producen entre los viandantes.

Sin duda se trata de un auténtico lujo para los malagueños tener la posibilidad de disfrutar de una parte de la obra de Rodin, mientras paseas por el centro. Debo dar desde aquí mi enhorabuena y un aplauso a la iniciativa que, por otra parte, habrá costado algunos euros y supone un riesgo ante el inmenso valor de la obra. Como ésta necesita protección (dejémolas a su suerte 24 horas y veríamos como acaban las esculturas) se ha habilitado para ello un servicio de vigilancia por parte de la policía local que velará porque a ningún garrullo se le ocurra abollar alguna de las estatuas exhibidas.

larios-blog.jpg

Parece que el alcalde desea a toda costa conseguir su objetivo y convertir a Málaga en la capital de la cultura en Europa. Los eventos culturales y las iniciativas públicas y privadas relacionadas con el arte se multiplican en la capital. El museo Picasso, la Alcazaba, el teatro Cervantes y el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CACMA), entre otros, se han convertido en los principales exponentes para semejante reto. No obstante, da la impresión de que al alcalde sólo le preocupa “adornar” la Málaga vinculada al museo Picasso y aledaños. Ello no supondría ningún problema si no se descuidaran otros aspectos como pone de manifiesto un titular del diario sur del Miércoles 17, el cual ha ensombrecido la gloriosa iniciativa de las estatuas en Larios. Y es que parece ser que Málaga tiene más mierda que el sobaco de una mona. Resulta evidente que hay zonas en la metrópoli que da pena verlas y otras en cambio por las que da gusto callejear. El barrio de Las Flores, calle Beatas, o el Cerrado de Calderón son algunos de los ejemplos que ilustran un problema que no parece que preocupe al consistorio. Se trata de un fenómeno típico de las zonas turísitcas donde los alcaldes legislan sólo de cara al turismo y a sus propios intereses (como la capitalidad cultural) y desoyen las mediocres necesidades de los residentes o, al menos, de gran parte de ellos. Lo importante es el turista y que los hosteleros se llenen los bolsillos para mayor gloria del alcalde y sus correligionarios; los malagueños que se sacrifiquen, que es por su bien. El caso es que los vecinos se han quejado por la falta de higiene en las calles de algunas zonas (La Cruz Verde es para verla y en calle María son los propios vecinos los que la asean con barreños de agua y escobas ante la dejación por parte de la administración). El alcalde se defiende haciendo responsables a los propios ciudadanos del estado lamentable en el que se encuentran aquellas zonas de la ciudad que no interesa cuidar por resultar poco relevantes para el objetivo marcado por el ayuntamiento (que parece haberse convertido en su única obsesión). Además, Francisco de la Torre no percibe que Málaga esté sucia en absoluto y si lo está es porque los malagueños somos unos puercos. Sí, de acuerdo, somos muy guarros y descuidaos, algunos incluso somos unos cafres (por eso es que se deben que vigilar las obras expuestas en Larios), pero eso no justifica la pasividad con la que el consistorio trata el resto de la provincia. Si los vecinos se quejan será por algo, ¿o ahora va a resultar que los ciudadanos que le votaron y le hicieron alcalde son una manada de lloricas? No tiene más que pasarse por calle Beatas o el parque de El Ejido y comprobar que es notoria la falta de limpieza que padecen. La mugre incrustada en las calles de La Cruz Verde son como para avergonzarse de la gestión llevada acabo por los responsables de mantener la ciudad aseada. La suciedad es lo que tiene, es algo tangible: se ve, se huele y se siente.

002d3ul-mmm-p1_1.jpg

Francisco de la Torre parece haber perdido la cordura con el tema de la capitalidad cultural y no ve más allá del Museo Picasso, La Merced (arrebatada a los jóvenes a los que ningunea como buen pepero de pro), la Catedral y la calle Alcazabilla, zonas impecables y relucientes, adornadas con flores incluso. Sólo advertirle que en Málaga aún debemos mejorar mucho la oferta cultural, integrando a los jóvenes en ella con iniciativas audaces y renovadoras. Se debe mejorar la oferta del CACMA y crear espacios en los que los jóvenes podamos participar de la cultura de forma gratuita y no haciendo temblar nuestros exiguos bolsillos de estudiantes “mileuristas”.

Las estatuas de bronce son fantásticas y su esfuerzo por dinamizar la cultura en Málaga son notables, pero no suficientes. Estamos a años luz de ser una capital de la cultura digna de Europa (si no, que se pase por Florencia, Berlín o Praga y que vea lo que es bueno). Y que todo este despliegue de medios para alcanzar el olimpo de los alcaldes excelsos no se produzca en detrimento del resto de zonas de Málaga, que aunque no sean artísticas o históricas, también forman parte de la ciudad y necesitan una gestión constante y firme por parte de la administración.

El turismo cultural y el arte son muy importante para Málaga, pero primero están las personas; algo evidente que olvidan a menudo los políticos en no pocas zonas del territorio nacional para dar preeminencia a sus inetereses particulares (nacionalistas por ejemplo). Recuerde que buscamos ser capital de la cultura, no de la basura. 😀

Anuncios

6 Responses to “¿Cultura o basura?”


  1. 18/10/2007 en 22:30

    Ole ahí timón! Otro peazo de post 😉

    Echale un ojo a http://www.nopasaran.es, seguro que te mola.

  2. 19/10/2007 en 01:23

    Gracias tronco.

  3. 22/10/2007 en 10:40

    A mi también me ha gustado el Post. Todavía no me he pasado a ver las estatuillas, espero poder verlas antes de que las quiten!

  4. 22/10/2007 en 10:55

    Pues tienes hasta diciembre. Son la caña!!!

  5. 5 Juanito
    28/10/2007 en 21:26

    umm, si si, mucho pedazo de post y tal y tal, pero la cuestión de fondo es otra. ¿Se merece Málaga ser Capital Europea de la Cultura? Vamos hombre no me jodas! En todo caso, deberia ser Capital Europea de la incultura! A mi la estatua esa del nota ese pensante me da pena.¿ Cuantos millones se ha podido gastar (o “invertir”) el Ayuntamiento en traer esas esculturas a Málaga? Umm, y digo yo, no seria mejor destinar esos fondos públicos al presupuesto de educación? y que no me vengan con que eso depende del gobierno autonómico!. Aqui lo que hace falta es más acción cultural, fomentar en los niños y los adolescentes actividades que les inviten a pensar, a desarrollar el espíritu crítico, talleres de literatura en horario extraescolar, debates voluntariado, etc. Pero bueno, que se yo!, en el fondo solo soy otro “descriteriado” más!
    Bueno, Fonsito, tú sigue asi, pero acuerdate que algun dia habrá que organizar un partido político, aunque solo sea por joder un rato a los demás!

  6. 28/10/2007 en 22:49

    Espero servir en el futuro para ese cometido como profesor de literatura; aunque dudo que yo pueda hacer algo por las nuevas generaciones. La cultura no genera dinero y no da de comer; ¿quién es escultor o pintor hoy día? Ahora hay que ser periodista (si es del corazón mejor), tertuliano de “A tu lado”, político, cantante, diseñador, presentador o director de cine subvencionado. Eso es lo que hay. Aparte de eso las esculturas están muy bien. Si la gente es inculta o no, es un derecho que tienen como ciudadanos. No justifico la estulticia ni la indigencia intelectual, pero como somos libres, en una sociedad democrática y liberal, pues si quieres ser un garrulo, la ley te ampara. Lo importante es ganar pasta, al fin y al cabo. ¿Cuántos licenciados hay muriéndose de asco en España? Ser inculto es lo que mola, se vive mejor y eres más feliz. El gobierno lo sabe y lo incentiva. El Pocero no sabe escribir y es un triunfador. Estudiar es para vagos que no quieren trabajar. Hay que levantar España, ladrillo a ladrillo. Tele, vicio, reggaeton y pasta en el bolsillo, “¿pa qué más?”. Lo que yo te diga.
    Menos cultura y más pasta (“ladrillo power forever”). 😀


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: