02
Nov
07

Inmorales y mezquinos

Menudo caos estamos viviendo a cuenta de la sentencia del 11-M. Una vez que se ha hecho pública la misma, las reacciones no se han hecho esperar y ya ha hablado el matón de turno del PSOE, el inteligentísimo Pepe Blanco, para zurrar la badana al PP, que por otra parte se lo tiene bien merecido. La “teoría de la conspiración” defendida por el diario El Mundo y que ha erotizado a los populares durante todo este tiempo, ha sido desmantelada por la sentencia del juez Javier Gómez Bermúdez. Dicha sentencia, insuficiente para algunos, ejemplar para otros, no ha impedido que los principales partidos nacionales se tiren los trastos a la cabeza, como preludio de las tortuosas elecciones generales que nos esperan. El PSOE ya tiene la llave del triunfo, otorgada por la torpeza de un PP que no sabe ni por donde le sopla el viento. El único popular que se desmarca de las tesis que defienden una posterior investigación para esclarecer la autoría intelectual es Gallardón; consciente éste del suicidio político que supone insistir en la idea de que la justicia no ha funcionado al cien por cien y de que existen lagunas en la resolución de la Audiencia Nacional. Y probablemente existan asuntos sin dilucidar, pero en justicia donde no existen evidencias no se puede condenar. Es por esto que “el Egipcio”, experto en explosivos y terrorista de profesión, ha sido absuelto por falta de pruebas para escarnio de las víctimas, nada satisfechas con la pena administrada a los acusados del brutal atentado que tuvo lugar en Madrid.

560164_tn.jpg

De lo que sí estamos algunos convencidos es que vivimos en un país miserable donde los haya. Los políticos en general no tienen vergüenza y obvian a las víctimas absolutamente; sólo les preocupra manetener o recuperar el poder, según en que bando se encuentren. Si bien hace unos meses la estrategia de unos era esgrimir falacias desde medios inmorales para confundir a la opinión pública, con tramas, conspiraciones, golpes de estado y demás patrañas, ahora se materializa la vendetta y es el turno de aquellos que utilizan la sentencia del atentado en Madrid para rentabilizar unas elecciones que se tornaban cuesta arriba a causa de una gestión desastrosa. Ahí tenemos a José Blanco, el tonto útil (típico en España desde el siglo XVI) quien si todo marcha como debe será ministro el año que viene. El Mundo sigue su andadura, y habrá quienes lo compren todavía como los hay que escuchan la COPE y a ese indigente intelectual que es Federico Jiménez Losantos, columnista también del diario propagandístico. Periodistas de pacotilla, que se tienen por profesionales, como Pedro J. Ramírez, un propagandista prepotente y mezquino que aún vive de los galones que supuso destapar la trama de los GAL, y que a la sazón de aquello cree que todo vale e intenta metérnosla doblada con teorías golpistas perpetradas por la izquierda. Qué maravilla si hubiera sido el PSOE el autor intelectual de la masacre y ETA la que fabricó los explosivos que hicieron volar los vagones y cercenaron la vida de miles de personas; El Mundo habría hecho historia, Pedro J. sería un héroe nacional y Jiménez Losantos sería canonizado y beatificado por el Papa. Pero para su desgracia dicho relato no es más que un cuento de ciencia-ficción. Que se jubilen todos y nos dejen en paz. Menudo país en el que el periodismo es pura propaganda política y se utiliza el sufrimiento ajeno para medrar en el poder.

diario_el_mundo_24_febrero_2007_pagina2.jpg

España ha sido ruin desde que se erigió en imperio allá por el siglo XVII y aun siendo en la actualidad un país mediocre seguimos practicando la mezquindad con contumacia. No aprendimos la lección, como cualquiera que yerra, después de 1936 y nos empeñamos en mentir, descalificar al prójimo y enfrentarnos los unos a los otros para imponer ideas absurdas e inútiles. ¿No sería mejor zanjar el tema de una vez y ocuparnos de lo que de verdad importa? Volvemos a lo de siempre: los políticos eluden su responsabilidad y se ocupan de discutir temas inanes. Los jueces han dictado sentencia, pues es lo que hay y al que no le guste que se aguante. No pueden los políticos sustentar su triunfo electoral en el error ajeno; así nos va. La abstención es la respuesta que sin duda merece una clase política ensimisma y despreciable. Que se vayan todos.

Sin duda los familiares de las víctimas deben estar estupefactos ante un espectáculo tan lamentable. Quedémonos con que algunos de los responsables de la inhumana masacre vivida el 11-M van a ingresar en prisión, pero ¿van a pagar? La justicia española dice que sí, mas yo tengo mis dudas. Tenemos un sistema judicial, a mi juicio, demasiado laxo, estoy absolutamente convencido (atiendan al caso del acémila que agredió a una ecuatoriana en un tren de Barcelona). Delinquir en España es un auténtico chollo; eso lo saben mafiosos, terroristas y delincuentes comunes. La laxitud es permisible en una sociedad civilizada y la nuestra no lo es. Los procesados del 11-M no estarán más de diez años en la cárcel, seguro, y han asesinado a cientos de ciudadanos. En sus países se lo piensan mejor antes de cometer un delito (por razones que todos conocemos). Es un hecho: en una sociedad de bárbaros, las medidas contundentes son las más eficaces (cadena perpetua). Ya habrá tiempo de flexibilizar la ley a medida que la sociedad se civilice. Estos asesinos han sido juzgados bajo el amparo de unas leyes que no merecen. Deberían pudrirse en prisión. Lo que decía: un chollo ser criminal en España.

Anuncios

0 Responses to “Inmorales y mezquinos”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: