30
Nov
08

La lucidez del visionario.

En el Semanal número 577 del 15 de noviembre de 1998 don Arturo Pérez Reverte publicó un esclarecedor artículo en el que vaticinaba la debacle económica que nos está deleitando hoy día, tras diez años de orgía urbanística y especulación neoliberal, que viva el capital y olé.

Don Arturo, convencido como está de que un pesimista es un optimista razonablemente informado, gran conocedor de la historia universal (que para quienes tengan dudas, es una disciplina que sirve entre otras cosas para predecir errores venideros y evitar tropezar con los mismos escollos del pasado, últil a la postre, en contra de lo que generalmente se piensa) ya barruntaba hace diez años que toda esta fiesta ultraliberal y especuladora nos iba a amargar la leche. Habría seguro quien dijera que el señor Reverte estaba loco de atar, o que era pueril e inmadura su forma de ver el mundo, como me afirmó una vez cierto periodista algecireño, de origen sevillano, algo ebrio y después de haber patinado dos veces, dando con sus huesos en tierra en calle Larios tras una conferencia en el ateneo de Málaga.

Yo no quiero decir nada, pero la si hacemos balance de los diez años de historia que llevamos del siglo XXI, el resultado no es muy alentador: atentados terroristas en todo el mundo, radicalización religiosa de judíos, católicos y musulmanes, resquebrajamiento del sistema financiero, guerras en África por el diamante o el coltan, hambrunas, desigualdad, paro, calentamiento global y destrucción del medioambiente, o lo que es peor, la caterva de gaznápiros que lo niegan, así como niegan los males del ultraliberalismo salvaje (véase Aznar, Esperanza Aguirre, Jiménez Losantos, pseudointelectuales como Sánchez Dragó, Rodríguez Braun).

Pero vamos, los hay que con un “anda ya, que no hay crisis, que hay dinero para todo, ¿no ves a la gente comprando?”, te desautorizan y te dejan por un orate gilipollas amargado.

Como decía el bueno de Aznar: “todo va bien, España va bien” (acuérdense que ya nos lo decía en el 98). Pues nada señores, sigamos pensando que todo va bien, como que Málaga está limpia y seremos capital cultural en 2016, ¿no, señor de la Torre?

Lo dicho, lean el artículo y alucinen con el pesimista más ilustre de este nuestro amable y próspero país.

Anuncios

1 Response to “La lucidez del visionario.”



Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: