29
Jun
09

Demasiado viejo para ver “dibujitos”.

La verdad es que estoy bastante enganchado a las creaciones del joven Seth MacFarlane (tiene sólo 36 años), a pesar de que haya personas de mi edad que vean con recelo mi adhesión a los “dibujitos animados”, como ellos los llaman. “Hay que ver, con los huevos negros ya y viendo dibujitos todavía, ¿cuándo va a crecer este zascandil?”. No todo va a ser Perdidos u otras series de folletín.

Quién no conoce a Brian y Stewie o a ese primo lejano de Homer, más gordo y más tonto que es Peter Griffin. La serie, que lleva emitiéndose desde 1999 ha obtenido un clamoroso éxito en España gracias a La Sexta. Lo único malo es que ésta no parece tener intención alguna de adquirir más temporadas y está repitiendo hasta la saciedad siempre los mismos episodios con lo que el desgaste de la serie y el menoscabo de la audiencia son inevitables.

Antena 3 (y sin que sirva de precedente) ha sido más lista y, aparte de adquirir todas las temporadas de Los Simpsons, compró los derechos de American Dad, una serie extraordinaria, incomprendida y con niveles de audiencia risibles; de ahí sus horarios fuera del “prime time” usual en el que se mueven Los Simpson, el clásico indiscutible.

¿Por qué no la sigue la gente? Bueno, puede que no la entiendan o simplemente no les guste (sobre gustos colores) o quizá estamos demasiado acostumbrados a Los Simpson (de los que ya nos sabemos los episodios de memoria). Pero el argumento más extendido es que parece una mala copia de Padre de Familia, algo que por otra parte es normal puesto que el creador es la misma persona. Está claro que las conexiones son elevadas (formato familiar, mujer típica americana, pareja de hijos, mascotas), pero qué pretenden. Es como decir que Manhattan es una copia de Annie Hall. Se parecen coño, pero es que son del mismo Woody Allen.

Lo que no sabe mucha gente es que a Seth MacFarlane le llovieron miles de demandas y denuncias por insultos e injurias a cuenta de sus bromas a famosos en la serie de Padre de Famila o de espectadores homosexuales, judíos, negros, inválidos, feministas, etc, todos ellos indignados por el humor ácido del joven dibujante y guionista. La Fox por tanto se boicoteó a sí misma y dificultó la difusión de su propia serie. Posteriormente la huelga de guionistas también supuso un escollo para su continuidad. Sin embargo, el bueno de Seth, lejos de achantarse, creó otra serie nueva, con la experiencia y madurez alcanzada con el trabajo de la anterior. Surgió así American Dad en la que el protagonista es un agente de la CÍA ultraconservador, republicano, fundamentalista religioso y amante de Bush.

Si en Padre de Familia tenemos a Stewie y a Brian, en American Dad no os perdáis a Roger el extraterrestre afeminado (me recuerda mucho a un conocido mío del pueblo), a Klaus (el pez con cerebro de alemán del este) entre otros personajes interesantes.

Está claro que sin Los Simpson de Matt Groening este joven nunca hubiera ideado una serie de animación con la mordiente de Padre de Familia o American Dad. Pero qué demonios, las influencias para qué coño están. Confundir plagio con influencias o evolución es de mentes cerradas y necias. Qué hubiera sido de Cervantes sin los libros de caballerías; y de Almodóvar sin Fellini; y de los Rolling Stones sin los roqueros americanos de los años 50…

La verdad es que me alegro de que sigan apareciendo series de animación capaces de hacer un humor tan políticamente incorrecto que nos haga reír a mandíbula batiente y por qué no, pensar.

Lo que sí parece claro es que la fórmula familiar es la que triunfa y eso Seth lo sabe muy bien. Futurama, del mismo genio Groening, no consiguió captar suficientes audiencias y la retiraron de antena, aunque hoy es una serie de culto (y no es para menos).

Lo que yo me pregunto es por qué en España no se realizan series de animación de corte satírico que critiquen la sociedad y costumbres españolas como el folklore, los toros, la progresía y el españolismo, el feminismo, la política, la incultura histórica que padecemos, la ESO, la idiosincrasia juvenil actual, el fanatismo futbolero, el catolicismo acérrimo típico español, la prensa rosa, el famoseo, la televisión, los medios de comunicación, el grupo PRISA, la COPE… No sé, seguro que habrá muchas más cosas que pueden dar mucho juego a los guionistas para hacer reír al personal.

¿No hay dibujantes ni guionistas en España o es que ya los estudios de mercado han dejado claro que no iba a funcionar el producto? ¿O es que la cultura española está tan controlada por el Estado que no interesa producir una serie que desmonte el chiringuito mediático organizado por los poderosos?

Últimamente estoy viendo los antiguos capítulos de Aquí no hay quien viva y me he dado cuenta de que ha sido la única vez en que más cerca hemos estado en España de disfrutar de una serie con una mordiente satírica equiparable a Los Simpson o algo parecido (salvando las distancias y sin ser animación). Al final se la cargaron y tenemos un sucedáneo rancio e inocuo en Tele5 (cómo no).

¿Por qué la televisión española es tan patética? El Internado, Aída, Física y Química, Sin tetas no hay paraíso, Bea la Fea (o como quiera que se llame). Ya está bien hombre.

Menos mal que gracias a La Sexta y Antena 3 (algo que no deja de ser curioso) con la producción de la Fox (extraño también) podemos disfrutar de Family Guy y American Dad y salir un poco de la estulticia en que está inmersa la tele en España.

Aunque habrá quien piense que el imbécil soy yo por ver “dibujitos” a mi edad. Está bien, prefiero ser un imbécil que ve dibujos animados para adultos que un retrasado mental que sólo ve Los hombres de Paco (que menuda serie de mierda es).

“Todos los que parecen estúpidos, lo son y, además también lo son la mitad de los que no lo parecen.”

Francisco de Quevedo.

Anuncios

3 Responses to “Demasiado viejo para ver “dibujitos”.”


  1. 1 Eureka
    30/06/2009 en 23:07

    A mí sí me gusta American Dad

  2. 3 Javi
    07/05/2010 en 19:58

    Una opinión/crítica estupenda. La verdad es que coincido contigo en casi todo lo que has dicho, sobretodo en el príncipio y mital del escrito, en parte porque yo también me he visto la “tetralogía de los dibus americanos” oseasé: Los Simpson, American Dad, Family Guy y Futurama, todos muy buenos ejemplos de las vilezas y proezas de la sociedad en la que vivimos (aunque alguna no esté ambientada en este tiempo).
    En lo que discrepo sin embargo es en que las series españolas sean malas de forma necesaria y desde su concepción, ya que ninguna de esas dos cosas las veo como ciertas.
    Cierto es que en general son autenticas excrecencias desde su concepción, pero series como El Internado, Aída (seríe rama de la obligadísima 7 vidas), Los protegidos,… son en realidad seríes con un buen contenido y calidad, el problema, lo que las convierte en mierda tanto en la emisión como en el recuerdo, es el excesivo afán de comercialismo que lleva a estirarlas más que la cara de la duquesa de Alba y a meterles más relleno que a las tetas de Yola Berrocal. Si en lugar de centrarse las cadenas tanto en vender y se fijasen más en la calidad, verían que realmente con 2-3 temporadas bastaría en la mayoría de ellos. Un claro ejemplo en el que me vaso es Los Serrano, una sería que empezo bien pero acabo siendo un esperpento como nunca habría imaginado Valle-Inclán, dondé en lugar de terminar de forma lógica con la muerte de Lucia y la disolución de la familia, la sería tiene un montón de temporadas más totalmente alógicas y que al final terminan en nada, o casi, pues un sueño tan largo al final tiene que ser algo.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: