04
Ago
09

Seth MacFarlane Into the Wild Green Yonder.

Después de sólo cinco intensas temporadas de la serie cómica animada de ciencia ficción más laureada de la historia, la FOX al fin reconsideró su errónea decisión de cancelarla en 2003, fruto de la esclava supeditación a las malditas audiencias, y decidió que de nuevo el maestro Groening nos deleitara con las andanzas de Fry, Bender, Leela, El Profesor y compañía.

De ahí surgieron las películas de Futurama. Por qué no se les ocurrió reponer la serie de nuevo; jamás sabremos la causa. Si bien los largometrajes pueden resultar algo flojos y no pocas veces confusos (sobre todo el segundo y tercero) es de agradecer la vuelta a la pantalla de casa de las nuevas aventuras de los empleados de la mejor empresa de transporte interestelar del mundo (Planet Express).

Ayer saqué del videoclub (sí, me gusta mi pantalla de plasma y la calidad DVD) la cuarta entrega de la saga que comenzara en 2007, Hacia la verde inmensidad y me sorprendió su frescura y su desternillante desarrollo. La primera entrega me gustó mucho, pero no colmó mis expectativas. La segunda y tercera me agradaron pero notaba que flaqueaban en algunas partes de la historia (que conste que no dejan de ser divertidas). Pero ayer me quedé pasmado (y eso que era la una de la madrugada y tenía sueño) con la historia de Leela, que entra en una banda de ecofeministas después de que Bender se enrolle con la mujer del capo de la robomafia y Fry consiga superpoderes telepáticos para jugar al póker intergaláctico.

Lo de Into the Wild Green Yonder roza la más absoluta genialidad y es que jamás me he reído tanto con una comedia animada, exceptuando las primeras diez temporadas de Los Simpson, American Dad o Family Guy. Cuál puede ser la clave: Seth Macfarlane, l´enfant terrible de la animación cómica americana. Se conoce que Matt Groening ha querido contar con el talento de Seth para elaborar el guión de la cuarta entrega, y no es por nada, pero su colaboración se nota una barbaridad.

La mejor de las cuatro entregas.

La mejor de las cuatro entregas.

De las cuatro entregas sin duda la última es la mejor de todas y quizá sea la adecuada para comprar en DVD y guardar en las estanterías (cuando cueste menos de diez euros claro está). Por ahora me la voy bajar por megaupload para conservarla y volver a verla una de estas tardes soporíferas de televisión chorra y calor sofocante, antes de huir a la playa.

Sólo le pido a Mr. Groneing que no deje de hacer capítulos de Futurama, más largos o más cortos, porque junto con las creaciones de MacFarlane son el único soplo de aire fresco entre tanta bazofia televisiva en este nuestro maravilloso país que es España.

¿Para cuándo una serie de animación española? ¡Ah! que tendría que estar subvencionada, pues entonces que lo dejen. Que sigan gastándose el dinero en la González Sinde y sus películas para encefalogramas planos; o en pelis chorras de estudiantes que viajan a Londres.

Fuga de cerebros para aquellos que lo tengan, que en España ya vemos lo que hay. Pues eso.

Anuncios

1 Response to “Seth MacFarlane Into the Wild Green Yonder.”


  1. 09/08/2009 en 13:23

    Buenas, muy buen blog! Felicitaciones!!!

    Te invito a que visites nuestro blog y que luego consideres darnos tu voto en la sección SOLIDARIOS.
    Damos de comer a los jóvenes que viven en la calle y el premio redundaría en beneficio de ellos.
    Gracias por tu valioso tiempo!!!

    Paula y Manuel
    http://www.elmacarronsolidario.blogspot.com


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: