04
Sep
09

Firmin. Aventuras de una alimaña urbana.

Por fin puedo afirmar, después de seis meses de denodados esfuerzos intelectuales, que he leído el Guzmán de Alfarache de Mateo Alemán. Qué puedo decir: Capítulos interminables, castellano del siglo XVII, difícil de comprender para un diletante como yo, y la satisfacción de haber podido con un clásico imprescindible para entender la picaresca española. Al final me quedo con el Lazarillo (más corto, más divertido y más corrosivo con la sociedad castellana de la época), sin desmerecer esta obra, que es una joya (un retrato fidelísimo de la España decadente del XVII), pero muy compleja para mentes mediocres como la mía.

Una obra larga y compleja.

Una obra larga y compleja.

Ansioso por cambiar de libro, pisé el acelerador a finales de agosto, y un buen día (el 31 de agosto), leyendo el periódico encontré una entrevista a un escritor que me dio buena onda. Sam Savage, nacido en Carolina del Norte, es un anciano de ochenta años, de pelo blanco, con barba y aspecto hirsuto y desaliñado que ha escrito una novela extraordinaria y que me gustaría recomendar desde aquí.

El bueno de Sam Savage, el padre de Firmin.

El bueno de Sam Savage, el padre de Firmin.

Firmin fue publicada en una pequeña editorial de Minneapolis y en menos de tres años se ha convertido en un fenómeno literario gracias al boca a boca (no como otras que tienen más marketing detrás que la Coca Cola). Sam Savage es uno de esos escritores de vocación que ha alcanzado el reconocimiento en la senectud (algo que hace que algunos nunca perdamos la esperanza). Es digno de admirar, desde luego. Y comprensible también.

Firmin es una fábula que atrapa y te hace pasar unos ratos inolvidables. Saqué el libro de la biblioteca el martes y ya lo he terminado. No en vano sólo tiene 222 páginas y su lectura no es nada complicada. Es una de esas obras que te enamoran desde el primer capítulo y que no puedes dejar aparcada más de veinticuatro horas.

Pero lo mejor es la historia que narra y cómo la narra. El protagonista es una rata que aprende a leer y que se convierte en una fanática de la literatura. En la historia encontramos a un librero al borde de la ruina, y a un escritor fracasado (alter ego del propio Savage) que juega un papel muy importante en la trama.

La rata más leída del mundo.

La rata más leída del mundo.

La obra está llena de referencias literarias y es un homenaje a todos aquellos que aman los libros, las historias y el cine. Firmin es el amigo que todos quisiéramos tener: sensible, inteligente, vulnerable y con un corazón inmenso.

Según desveló la entrevista publicada en el diario Público, parece ser que Sam Savage está a punto de publicar otra novela, que sin duda aprovechará el tirón de la anterior. Me alegra comprobar que existan  casos como el del bueno de Sam: Un hombre que ha trabajado de pescador, carpintero, tipógrafo y profesor, pero que por encima de todo deseaba ser escritor, y al final lo consigue con ochenta años.

La verdad es que se lo merece y espero que su próxima novela tenga igual o más éxito que la anterior.

Firmin. Aventuras de una alimaña urbana está llamada a convertirse en un clásico de la literatura del siglo XXI. Una obra que todos deberían leer al menos una vez.

Desde hoy soy fan acérrimo de la rata devoradora de libros (literal y figuradamente), Firmin, y os invito a que entréis en su mundo de alimaña urbana.

Anuncios

6 Responses to “Firmin. Aventuras de una alimaña urbana.”


  1. 1 Patricia T
    05/09/2009 en 02:23

    Encontré tu blog a principios de este verano. Llevo leyéndolo desde entonces. Quiero felicitarte por él, por no “vender” nada, por ser crítico con todo, creo que en el fondo es por reflexionar lo suficiente. Recuerdas bastante a Pérez-Reverte, al que ya he leído que admiras, por tu escasez de pelos en la lengua y me gustaría poder leerte algún día en un formato que no implique cristal líquido de por medio.
    Espero que sigas en tus cruzadas chomskianas contra los medios como hasta ahora.
    También quería recomendarte a cuento de este post, una web muy interesante: se llama bookmooch.com y es una web gratuita para intercambiar libros.
    Saludos.

  2. 05/09/2009 en 10:29

    Muchas gracias, de verdad.
    Nunca antes una desconocida me había elogiado de esta manera. Es reconfortante.
    He echado un vistazo a la página recomendada y parece interesante.La tendré en cuenta para intercambiar literatura.
    Un abrazo, admiradora misteriosa.Y no dejes de comentar.

  3. 3 Torcuato.
    05/09/2009 en 13:19

    El libro de Firmin está genial. Da gusto ver que existen fenómenos literarios de calidad fuera de la mierda del Código Da Vinci, Crepúsculo y todas esas campañas de marketing, ajenos a la literatura y más cercanos a la publicidad.

    Felicidades por el blog.
    Un saludo.

  4. 5 elemorisca
    06/09/2009 en 18:34

    Al fin terminaste el Guzmán, me alegro.
    Un beso guapo.

  5. 06/09/2009 en 23:15

    A ti preciosa. Mi lectora incondicional.
    Un beso.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: