Archive Page 2

13
Sep
09

Distrito 9.

Sólo humanos.

Sólo humanos.

La ciencia ficción (o ficción científica, como prefieran) está en plena forma y no es gracias a la producción española; ya sabemos que hoy en España la ciencia es exigua y la ficción es más bien ramplona. En literatura ni siquiera consta como género, aunque actualmente en las universidades anglosajonas se estudia en no pocas materias. Y no es que reniegue del realismo típico español (el Realismo es uno de mis periodos literarios favoritos), pero no me place que haya “intelectuales” que desdeñen el cine y la literatura fantástica o de ciencia ficción por considerarla pueril, superficial y carente de sentido artístico. Ocurre demasiado a menudo – la  universidad española está llena de enfermos de pedantería que no ven más allá de sus narices, y así nos va –.

El bueno de Peter Jackson ha soltado de su abultado bolsillo 30 millones de dólares y ha brindado su confianza a un talentoso animador 3D, guionista y director, tan “freak”, suponemos, como él; un tal Neill Blomkamp, surafricano, firma la película. Y el gentil Peter parece haber acertado. Es obvio que no sólo hay que ser capaz de hacer buenas películas, sino que además hay que tener buen olfato para producir a directores noveles con talento. Tarantino, tome nota.

El resultado es inmejorable. El filme rebosa originalidad y frescura. Su ritmo incansable atrapa de principio a fin. El contenido, el mensaje y la resolución del conflicto son inmejorables. A mí al menos me ha encantado. El guion me parece un ejercicio de genialidad. Y los efectos visuales, ya se imaginarán. Nadie creerá que el bueno de Peter fuera a producir una película mediocre en ese sentido. Todo está pulido al milímetro.

En la reseña no quiero referir nada sobre la trama. Si no saben de qué va, investiguen. Sí, salen extraterrestres. Sí, aterrizan en África, Johannesburgo (ciudad natal del director). Y sí, hay emoción, intriga y dolores de barriga. Pero no es nada que puedan haber imaginado con anterioridad. A mi juicio se trata de algo inédito; absolutamente original.

Lo mejor es que la vean cuanto antes. Ya ha recaudado 100 millones de dólares en USA, así que véanla gratis. Ya la tienen más que amortizada y para financiarse la vida les da. Yo apoquiné 4,50 € por verla, pero es que a veces me da el mono de butaca de cine (las palomitas me las llevo de casa y la bebida la compro en Carrefour). Además la pantalla del portátil a la larga cansa y es bueno salir al exterior de vez en cuando.

Lo dicho. Asómense a este prodigioso filme. Para mí un nueve sobre diez.

Y sólo para humanos.

11
Sep
09

Ocho años. De aquel polvo, este lodo.

Luto por las víctimas de atentados y guerras en todo el mundo.

Luto por las víctimas de atentados y guerras en todo el mundo.

Hoy se cumplen ocho años desde que se produjeran los famosos atentados de las torres del World Trade Center. Nada nuevo que decir al respecto (qué más se puede añadir). Sólo nos quedan multitud de interrogantes y dudas al respecto.

Hubo muchos aspavientos (lógico por otra parte), a pesar de que muere más gente en Palestina, Iraq, Afganistán o África. En cualquier caso es obvio que el pueblo americano no merecía semejante desgracia (incluso habiendo elegido a Bush como presidente por dos veces).

¿Tuvo la familia Bush algo que ver con ello? ¿Y los bin Laden? ¿Debemos creer a Michael Moore? ¿Fue aquel atentado el resultado de una política exterior muy equivocada o es que los árabes le tienen tirría a USA? No olvidemos que Osama bin Laden vivió en América y que su familia tenía negocios importantes con los poderes fácticos de USA (si damos crédito al documental Fahrenheit 9/11),  y que además los talibanes fueron aliados de USA en el pasado (fueron entrenados por el ejército norteamericano). ¿Qué le ocurrió al niño pijo Osama bin Laden? ¿Por qué viró hacia el integrismo islámico? ¿Desde cuándo? Resulta todo muy extraño.

El caso es que después del atentado, mucho dinero cambió de manos. La economía mejoró notablemente en los años venideros y los ricos más ricos del mundo se forraron aún más. Llegaron la guerra de Iraq, la reeleción de Bush, el encarecimiento exagerado del petróleo, las pruebas nucleares de Irán y Corea del Norte. Y hoy tenemos el mundo manga por hombro y lo que te rondaré morena.

La verdad es que el 11-S fue una cruenta tragedia, pero la tragedia está en todas partes, aunque no haya cámaras de la CNN que la muestren al mundo. El Tercer Mundo viene padeciendo miles de infortunios cada día durante más de un siglo. Un cosa está clara, el que la hace la paga. Aunque siempre pagan el pato los que menos culpa tienen. La astucia del poderoso es infinita. Y su maldad también. Bush y Bin Laden ya tienen su sitio junto a Stalin, Hitler o Milosevich en el otro infierno (el del demonio de la Biblia y todo eso, no en éste).

Para culminar la efemérides voy a dejar el tráiler de un documental inquietante y digno de interés. Se trata de Zeitgeist de un tal Peter Joseph. Puedes estar más de acuerdo o menos (como con Michael Moore), creértelo o no (a mí me cuesta creerlo, pero es más difícil no hacerlo). No en vano te hace pensar hasta que te duele la cabeza y el alma. Es un punto de vista que nunca nos mostrará el cuarto poder, afecto a la autoridad económica y política. Si quieres más versiones que las que se ofrecen en los informativos, es necesario echarle un vistazo. Aunque aviso que resulta harto angustioso.

Hasta el minuto 3 se habla de la religión (coartada de los poderosos para cometer genocidios a lo largo de la historia). El resto es una visión muy curiosa sobre los atentados del 11 de septiembre, que es el tema que nos ocupa hoy. Pero véanlo completo, merece la pena y no tiene desperdicio. No es apto para mentes impresionables.

Pasen y vean el circo mundial del dinero y el poder.

09
Sep
09

Yesterday.

Qué tiempos aquellos, allá por el 2001-2006 (el lustro prodigioso) cuando todos éramos tan felices, con trabajo y con dinero (hago siempre lo que quiero) ignorantes de lo que se avecinaba.

Qué grande España (¡¡¡arriba España!!!), cuando su líder más insigne encontró la fórmula magistral para meter a nuestro hispánico país en la Unión Europea y convertirlo en la envidia de Europa y del mundo occidental. Porque con Aznar (dios te salve ¡O Rei!) todo era mejor y más divertido: se recalificaba el suelo, crecía el mercado inmobiliario y la burbuja, el Real Madrid era galáctico y no necesitaba ganar nada, el Pocero era el ejemplo a seguir por la juventud y el futuro brillaba como el oro de las Indias.

Si bien ahora todo está lleno de grúas y la clase pudiente española por entonces sólo estaba formada por constructores, promotores, arquitectos, albañiles, fontaneros y electricistas, las oportunidades para hacerse asquerosamente rico eran infinitas (poderoso caballero y tal y tal); y sin saber ni leer ni escribir. Los jóvenes no necesitaban estudiar y eso era una ventaja (los libros son para los perdedores como todos sabemos). En aquellos maravillosos días de bonanza (ese caballo que viene de…) al olor del hormigón todo era de color de rosa (o rojo anaranjado de ladrillo). Los empleados de la construcción compraban Audis y Mercedes a espuertas, comían en la calle un día sí y otro también; las colas en las tiendas eran kilométricas y el consumo era miel en los labios de una sociedad analfabeta, pero opulenta. No había paro en aquellos “happy twenties” del siglo XXI con los políticos, banqueros y promotores inmobiliarios bailando el charlestón.

Promotor inmobiliario bailando el charlestón en 2005

Promotor inmobiliario bailando el charlestón en 2005

Aquellos maravillosos años eran, no obstante, prolíficos en cultura de primera magnitud. Todos recordamos Aquí  hay Tomate (en sus mejores tiempos), El Gran Hermano (que resiste los envites de la crisis) y Operación Triunfo revolucionando el panorama musical. Y qué me dicen del reggaetón, el sonido insuperable, con letras poéticas en grado sumo y arreglos musicales al nivel de los mejores músicos del mundo. Qué grande Daddy Yankee.

En 2003 Bush invadía Irak y nosotros, como buenos hippies con la tripa llena y los bolsillos rebosantes, salíamos a la calle a protestar por tamaña injusticia y de paso a comer en un McDonald´s y comprar algún trapito. Porque había dinerillo surgido del ladrillo, claro está. Hoy ya nadie protesta por nada, porque ir de “manifa” implica tomar algo en la calle y no hay ni para una caña en vaso de chupito. Y es que ahora por no haber  no hay ni guerras, ni hambre, ni miserias, nada más que las propias de nuestro país por culpa de… a ver…  ¿Zapatero? (por ejemplo).

Desde que llegó ZP al poder, aupado por la muchachada progre, y tras cuatro años de gobierno con inmejorables desmanes al litoral, construcción desenfrenada que nadie pudo ni quiso parar, y orgía de créditos, préstamos, consumo y despiporren, CRACK, todo se fue a tomar por saco . Es que este ZP es un zoquete. Si el Pocero fuera presidente no estaríamos sumergidos en este lodazal de podredumbre que nos impide trabajar y gastar como cabrones. La construcción debe volver y volverá; por la gloria de mi madre. ¿Dónde estás Aznar, querido? Dame un trabajo en FAES, por el amor de dios (tú que eres su lugarteniente y el faro de occidente).

Pero qué fue lo que pasó. Quién nos quitó el sueño español de construir y construir y construir y construir y construir para vivir así como sultanes entre inocentes desmanes, y que ya no rimo más porque quiero terminar este rollo macabeo que no me ha quedado feo (ven lo que produce el paro forzado).

El que se haya sonreído al menos un poco, que lo diga. Y perdonen las disculpas.

Yesterday, all my troubles seemed so fare way…

07
Sep
09

90 60 90. Diario Secreto de una adolescente.

Llevamos ya varias semanas sufriendo la “promo” de una nueva serie de televisión que se emite hoy, y que supone un halo de esperanza  para una cadena postrada durante demasiado tiempo en los segundos y terceros puestos de las audiencias televisivas. Podría ser peor si no fuera por Los Simpson. Deberían nombrar a Homer y a Bart presidentes de Antena 3.

La serie de la que hablo es esa de la niña de dieciséis años que quiere ser modelo y se enrolla, o no, con un señor cuarentón (pedazo de trama ¿eh?).

Después del fracaso de La chica de ayer, que  aunque empezó bien gracias a las incansables “promos” con las que castigaba Antena 3 a sus televidentes, fue desinflándose poco a poco hasta desaparecer de la parrilla, los directivos de “Tele Simpson” se han visto obligados a tomar medidas drásticas. Ahora, los brillantes dirigentes de Antena 3 han comprado un producto para quemar los audímetros y destronar a Tele 5 (jajajajaja, ni en sus mejores sueños). Y el caso es que la idea de La chica de ayer no era mala (porque no era nuestra, claro está). Se basaba en una serie británica de contenido fantástico con viajes en el tiempo y tramas policiacas (Life on Mars). Sin embargo aquí no hemos sabido darle a la serie el toque maestro para interesar a la exigente audiencia española – que pasa, en su gran mayoría, de series como Perdidos, Carnival, Galáctica, Dexter, Las chicas Gilmore, Big Bang Theory o Dos Hombres y medio, entre otras – adicta al zoo de la Milá, el circo de Jorge Javier y la idiotez de Ana Rosa.

El pasatiempo nacional.

El pasatiempo nacional.

Y es que aquí lo que engancha es el marujeo, el fútbol y las buenas “domingas” (que conste que a mí me molan las mamellas más que a “naiden”). Es por esto que UPA Dance tuvo un éxito más que notable hace seis o siete años (no había muchas tetas pero había carne y sensualidad). Luego llegó El Internado (más recatado) y Física y Química (el desmadre padre), con tórridas tramas, traseros, pechugas, sexo entre adolescentes y adultos, drogas, vicio y cachondeo, para enganchar a púberes salidos en edad de procrear (lo único que muchos de ellos saben hacer). De ahí que los grandes taquillazos hayan sido filmes como Mentiras y Gordas donde sólo hay culos, tetas, hormonas y caiditas sexuales a cascoporro. Pan y circo y el cerebro en pepitoria.

Diario Secreto de una adolescente se emite esta noche a las 22:00 horas y promete poner cachondo al personal que siga la serie y tenga suficiente paciencia como para esperar alguna escena de cama. Yo, desde luego, no voy a verla (de verdad os lo digo; lo juro), no por nada, es que no tengo ganas. Pero me aventuro a vaticinar que su audiencia será suficiente para permitir que continúe la serie al menos dos temporadas, si ofrece a su público lo que ha anunciado: niñitas jóvenes en posturas sensuales. Antena 3 ha encontrado su fórmula: hormonas, instinto animal y cuerpos serranos. El target del producto – profesores “viejunos”, adolescentes salidos de todos los sexos y algún que otro pederasta moderado – se  debe estar frotando las manos (mientras sólo sean las manos); y los directivos de Antena 3 rezando a todos los santos para que les salga bien el invento. Pero, que no defrauden al personal. Al menos tendrán que enseñar un pezón si quieren atraer las audiencias masivas que tanto necesitan para hacer algo de sombra a Tele Basile.

Espero equivocarme, porque la serie tiene una pinta muy cutre y no aporta nada a la televisión en España, aunque la protagonista es muy mona, todo hay que decirlo, y él es un sexy boy de los que hacen salivar a las hembras ibéricas – y es mejor que la “Pestiño” o Belén Esteban – . O quizá no.

Si emitieran imágenes como las que se ven en este video, seguro que conseguían un 25% de share o más. O quizá no.

De cualquier modo disfrútenlo.

05
Sep
09

Análisis histórico de la movida madrileña.

Érase una vez un país atrasado y estulto gobernado por un enano imbécil que tuvo la suerte de ganar una guerra que enfrentó a dos facciones de idiotas sin remedio (los rojos y los nacionales). Este enano gilipollas gobernó con mano de hierro durante cuarenta años hasta que el pueblo soberano (me la agarra con la mano) consiguió que se instaurara una democracia o algo parecido. Con la democracia llegó la libertad y el libertinaje. Con el libertinaje llegó el despiporren, y con el despiporren llegó la idiotez suprema bañada en alcohol y heroína: La movida madrileña.

La movida madrileña no era más que una reunión de pijos progres que jugaban al dadaísmo y a ser modernos que te cagas con el padrinazgo de los políticos de turno, que también estaban beodos. Cuando el PSOE llegó al poder, los sociatas tiraron el Capital de Marx a la basura y empezaron a cogerle gusto a meterles el dedito en el culito a los obreros mientras ellos comían de la sopa boba (robando a mansalva como sabemos). PRISA inoculó idiotez a todos los españoles y así Iñaqui Gabilondo se convirtió en el reverendo de la progresía oficial. Felipe González era el dios supremo y así todos los progres pudieron hacerse ricos sin dar un palo al agua y vendiendo humo.

Durante los gloriosos años de la movida madrileña todos empezaron a flipar con la música y el rollito punk de pegatina moderno y mega guay. Los pijos jugaban a ser yonquis y los yonquis de verdad caían como chinches porque todos querían drogarse a lo Sid Vicious porque eso era lo que molaba mazo. Madrid era una fiesta y todos querían vivir allá. El resto de España era vulgar, anodina y olía mal.

Sucedió además que algunos de los más espabilados de la movida como Almodóvar o Alaska consiguieron, apoyados en el baluarte Polanco, salir de la mediocridad hispana y convertirse en ídolos de masas. En aquellos años no importaba el talento, tan sólo la ”mamarrachez” y la autopromoción, adornada de “moderneo”, y poses de superioridad moral e intelectual. Con respecto a la superioridad moral e intelectual tenemos el caso paradigmático de Ramoncín, hoy tesorero de la SGAE, ladrón profesional, pero ídolo de masas en los ochentas.

Los gays y los modernos metrosexuales comenzaron su cruzada para dominar los medios, la cultura y el arte. Subrepticiamente fueron adentrándose en el tejido cultural español, débil y manipulable por aquella época. Finalmente, tras numerosas campañas propagandísticas, made in PRISA, en el ocaso del siglo XX consiguieron hacerse con el control absoluto de toda la cultura española.

Tras la triunfante cruzada se consolidó una élite que impuso los usos y formas del “petardeo” más rancio y reaccionario del planeta tierra. Entre los miembros de dicha elite se encuentra Olvido Gara (Alaska), una mujer muy culta, preparada y leída – como puede serlo cualquier camarero con carrera-, sin dotes para el canto ni la interpretación, pero que se convirtió en un icono de la modernidad, el buen gusto, lo intelectual, lo “cool” y lo “in” del panorama ibérico con su grupazo Alaska y los Pegamoides y posteriormente Fangoria.

Hay que decir que en Málaga surgió, ya en los noventa, al abrigo de la progresía dominante, Rafatal, un realizador que ha revolucionado el mundo del cine, produciendo películas que NO repiten los clichés del cine de los ochenta de Almodóvar ni cae en banalidades propias de un snob petimetre que se cree lo más. Su cine, es un cine comprometido con el arte, al nivel de los grandes como Berlanga, Buñuel o su maestro, Almodóvar. Original, demoledor y muy sugerente como sólo el malagueño más universal (después de Picasso, Banderas y Fran Perea) podía serlo. Vamos, que es el puto amo.

En el siglo XXI, el poder de los movidos guay de la movida madrileña sufrió un ligero revés y hoy, junto con los nostálgicos de Franco, no son más que una pandilla de plañideras que anhelan la grandeza de los años de Pepi Luci Bom y su puta madre.

No obstante, Olvido Gara (la Björk española) supo reciclarse, abandonar a sus padrinos y tomar su propio rumbo hacia el estrellato. Siguió grabando discos, aportando a la música todo aquello que hoy falta en el pop y el rock (sea lo que sea), y se puso a trabajar en la COPE junto a Federico Jiménez Losantos (hasta que echaron a este último), o con Pedro J. Ramírez en el Mundo (un diario muy veraz y fiable como todos sabemos). Es posible que ante la dejadez que sufren por parte de los gobernantes del PSOE, se hayan buscado la manera de seguir protegidos por el poder (aunque sea de derechas) como lo estuvieron antaño durante la movida. Porque los hay que sólo a la sombra del poder, sea cual sea, son capaces de medrar y llegar a lo más alto. O quizá sea que han sufrido una sobredosis de honestidad y eso unido a las perras en el bolsillo, el lujo, los flashes, la fama y la buena vida les haya hecho reflexionar y pensar: “coño, si ser rico mola más que ser pobre; que le den por culo a los obreros y a los progres que son unos desgraciados”. Este dato aún no se ha corroborado.

Pero el mayor regalo que ha dado Alaska  al mundo, ha sido sin duda alguna su genial marido Mario Vaquerizo y su grupazo Nancys Rubias, que ha causado furor entre la elite moderna de medio mundo. En Málaga por ejemplo enriquecieron la cultura musical del respetable con un concierto organizado por el Ateneo de Málaga, adalid, como todos sabemos, de la cultura, la música, la moda, el buen gusto y lo “cool” de la capital de la Costa del Sol.

Mario Vaquerizo,  junto con Olvido Gara, han resuelto desmarcarse de la hediondez de la clase obrera que taponaba sus fosas nasales en los ochenta. Llegados a la madurez y podridos de fama y riqueza han abrazado el liberalismo pregonando las bondades de Esperanza Aguirre, Sánchez Dragó y sus esbirros liberales. Es posible que ambos hicieran mucho dinero con el negocio inmobiliario y consiguieran prebendas del ayuntamiento de Madrid para sus actividades culturales, que finalmente ha conseguido inocular la fiebre de lo moderno y lo guay por todo el territorio español: “La derecha mola más para ser moderno”, parece decirnos este hombre al que le gusta morderse los carrillos y parecer una mujer casquivana.

La SGAE por supuesto también está entre las instituciones favoritas de este metrosexual escuálido que se hace llamar cantante, productor y representante, rebosante de un glamour fascinante e inigualable.

Mario Vaquerizo, aparte de defender la anorexia como forma de vida y conseguir vivir del cuento vendiendo humo, se ha convertido en el icono de lo moderno en la capital del reino y sus colonias (como Málaga).

Elite intelectual española.

Elite intelectual española.

A día de hoy no se sabe qué pasará si los “taligays” se enteran de que Vaquerizo y Alaska se han pasado al bando de Belcebú (el PP) y han abandonado el redil de aquellos que los convirtieron en ricos y famosos (el PSOE).

Es un hecho comprobado que Almodóvar ya no goza del favor del diario El País y que Cuatro, después de verse agraviado por la TDT de pago de ZP, puede que decida en lo venidero apoyar al PP para mojarle la oreja al díscolo presidente del gobierno. El caso es tocar los huevos.

Tras semejante historia tan absurda una cosa está clara: los tiempos cambian, las mentes cambian, pero sobre todo cambia el volumen de los bolsillos y ésto hace que probablemente cambie todo lo demás. Habría que ver lo distinto que sería Mario Vaquerizo si fuera uno más del montón (que lo es) sin el apoyo de su egregia mujer, como tantos hay que buscan la fama con desesperación como si fuera oro.

Para triunfar véndete, vende humo, moda, música, tu vida, tu honra, o lo que se tercie. En España siempre habrá multitud de idiotas que te sigan. Si no que se lo digan a Ramoncín.

¿Continuará?

04
Sep
09

Firmin. Aventuras de una alimaña urbana.

Por fin puedo afirmar, después de seis meses de denodados esfuerzos intelectuales, que he leído el Guzmán de Alfarache de Mateo Alemán. Qué puedo decir: Capítulos interminables, castellano del siglo XVII, difícil de comprender para un diletante como yo, y la satisfacción de haber podido con un clásico imprescindible para entender la picaresca española. Al final me quedo con el Lazarillo (más corto, más divertido y más corrosivo con la sociedad castellana de la época), sin desmerecer esta obra, que es una joya (un retrato fidelísimo de la España decadente del XVII), pero muy compleja para mentes mediocres como la mía.

Una obra larga y compleja.

Una obra larga y compleja.

Ansioso por cambiar de libro, pisé el acelerador a finales de agosto, y un buen día (el 31 de agosto), leyendo el periódico encontré una entrevista a un escritor que me dio buena onda. Sam Savage, nacido en Carolina del Norte, es un anciano de ochenta años, de pelo blanco, con barba y aspecto hirsuto y desaliñado que ha escrito una novela extraordinaria y que me gustaría recomendar desde aquí.

El bueno de Sam Savage, el padre de Firmin.

El bueno de Sam Savage, el padre de Firmin.

Firmin fue publicada en una pequeña editorial de Minneapolis y en menos de tres años se ha convertido en un fenómeno literario gracias al boca a boca (no como otras que tienen más marketing detrás que la Coca Cola). Sam Savage es uno de esos escritores de vocación que ha alcanzado el reconocimiento en la senectud (algo que hace que algunos nunca perdamos la esperanza). Es digno de admirar, desde luego. Y comprensible también.

Firmin es una fábula que atrapa y te hace pasar unos ratos inolvidables. Saqué el libro de la biblioteca el martes y ya lo he terminado. No en vano sólo tiene 222 páginas y su lectura no es nada complicada. Es una de esas obras que te enamoran desde el primer capítulo y que no puedes dejar aparcada más de veinticuatro horas.

Pero lo mejor es la historia que narra y cómo la narra. El protagonista es una rata que aprende a leer y que se convierte en una fanática de la literatura. En la historia encontramos a un librero al borde de la ruina, y a un escritor fracasado (alter ego del propio Savage) que juega un papel muy importante en la trama.

La rata más leída del mundo.

La rata más leída del mundo.

La obra está llena de referencias literarias y es un homenaje a todos aquellos que aman los libros, las historias y el cine. Firmin es el amigo que todos quisiéramos tener: sensible, inteligente, vulnerable y con un corazón inmenso.

Según desveló la entrevista publicada en el diario Público, parece ser que Sam Savage está a punto de publicar otra novela, que sin duda aprovechará el tirón de la anterior. Me alegra comprobar que existan  casos como el del bueno de Sam: Un hombre que ha trabajado de pescador, carpintero, tipógrafo y profesor, pero que por encima de todo deseaba ser escritor, y al final lo consigue con ochenta años.

La verdad es que se lo merece y espero que su próxima novela tenga igual o más éxito que la anterior.

Firmin. Aventuras de una alimaña urbana está llamada a convertirse en un clásico de la literatura del siglo XXI. Una obra que todos deberían leer al menos una vez.

Desde hoy soy fan acérrimo de la rata devoradora de libros (literal y figuradamente), Firmin, y os invito a que entréis en su mundo de alimaña urbana.

03
Sep
09

Me cuesta digerirlo.

No puedo entenderlo. Me siento impotente ante tamaña muestra de idiotez nacional. La televisión me va a matar a disgustos. Sé que por mucho que yo putee a Tele 5 o Antena 3, el público que licua su cerebro con semejante basura no lee blogs – y menos el mío – y no se para a pensar de qué manera puede autolesionarse el lóbulo occipital con daños irreparables.

Cómo es posible que el engendro de Jorge Javier Vázquez – el Anticristo  de la TV-, Sálvame sea seguido por 2.113.000 espectadores con una media diaria de share que supera el 20%. A las 20:00 horas ya hace fresquito señores. Salgan a tomar un refresco, un helado, a comer pipas, a dar una vuelta; yo qué sé.

Cómo es posible que Risto Mejide, un tipo absolutamente oligofrénico, tenga más de tres millones de seguidores con su programa G-20 (que no me hace falta ver para saber que es una mierda como el sombrero de un picador).

Por qué Belén Esteban es la mujer más popular de España. Por qué después de demostrar una estupidez infinita Ana Rosa sigue siendo la “reina” de las mañanas. Hasta Susana Griso, con ese rictus de estirada frígida que tiene, se ha visto obligada a sumarse al carro de la estulticia para hacer caja.

Por qué si Antena 3 trabaja la misma bazofia en su cadena no puede superar nunca a Tele 5 en audiencias. Qué tiene “la cadena amiga” para que los más de tres millones de estultos que pueblan España entreguen su cerebro a todas horas con el ojo del culo abierto y los de la cara pendientes de gansadas y gilipolleces.

Por qué en La Sexta no pueden emitir videos de Tele 5 o Cuatro para reírse de la imbecilidad que transmiten cada día por la onda hertziana – sin duda Sé lo que hicisteis… ya no es igual desde que Basile y sus matones consiguieron hacer efectiva una ley absurda de derechos de autor-. No olvidemos que Ramoncín es un esbirro de Tele 5 – Operación Triunfo-  y la cadena es pro SGAE a tope.

¿Por qué los espectadores siguen viendo Tele 5? ¿No tienen Internet? ¿No tienen DVD? ¿No tienen cerebro?

¿No hay alguna manera de hacerle boicot a Tele 5?

Yo ya he borrado este canal del menú de la TDT; al menos es un comienzo.

El loco que me lea que reflexione, que haga lo mismo. Aunque seguro que el que lee blogs no verá mucho la tele, y menos Tele 5.

No hay nada que hacer entonces. La batalla está perdida.

La idiotez se apodera del mundo.

Idiocracy es el futuro.

Vean esta película. No es Kubrick pero tiene mensaje.

Vean esta película. No es Kubrick pero tiene mensaje.