Posts Tagged ‘Aznar

20
Feb
10

Aznar y sus “güevos” toreros.

Ahí está. Con dos cojones “made in Spain”, como los de don Pelayo. Don José María nos muestra los resultados de su educación cristiana, privada y de elite, además de cuánto le importa España y su gente, y lo machote que él es; “pa chulo chulo, mi pirulo”.

El político más conservador de Europa, nuestro ex presidente, que nos metió, aparentemente, entre los países con más peso, ya no de Europa, sino del mundo, y de paso en una guerra que olía a interés económico en detrimento de vidas humanas  (una actitud muy cristiana) que tiraba para atrás. El ex presidente que levantó la economía española (¡ay! qué bien vivíamos entonces) a base de cemento y ladrillos, hasta que llegaron los otros subnormales, que son imbéciles, y dijeron: “pa qué tocá ná, si así va de vicio, ¿no? ¿Tú qué dice primo?”. Contra Aznar vivíamos mejor pero, no señor, no le echamos de menos.

¿No es sospechoso que este enano mental se retirara tres años antes de que empezara todo este fregado de la crisis financiera, la caída del ladrillo, el paro, el hundimiento de empresas, despidos y demás efectos colaterales de este sistema capitalista tan infalible e incuestionable, donde la libre competencia siempre se respeta sin trampa alguna, es equilibrada y no hace falta controlarla para nada porque todo funciona muy bien solo?

Ahora que están de moda las teorías conspirativas: Yo creo que el amigo “Ansar” sabía algo, vía “Bush bunch”, y por eso se quitó del medio (casi a la par que el ex presidente de USA). Pensaría: “que se coma la crisis el idiota de Rajoy”. Pero le salió mejor porque ahora se la está comiendo el menguado de Zapatero. Si aún así no consiguen llegar al poder deberían hacérselo mirar, porque es grave.

No obstante, esta situación en la que el PSOE nos hunde en el estiércol de la incompetencia y el PP no levanta cabeza, lo convierte en el presidente que trajo la bonanza económica (cuando ésta vino en realidad por los fondos europeos, la coyuntura favorable de entonces y el ladrillo), el buen gobierno y la riqueza sin parangón, cuando es ciertamente el presidente del oportunismo económico, el autoritarismo, la falta de reformas educativas, el “ladrillazo”, la guerra, el elitismo ultraderechista más rancio, conservador y casposo de Europa desde la Thatcher.

Qué bien que todavía nos quede Esperanza Aguirre, otra chulapona, lideresa ella, más tonta que un bocado en el glande, que presume de liberal y no sabe ni por donde le sopla el viento. Una pija psicótica que cuando quiere consejo le pregunta a Aznar porque está claro que ella no es capaz de pensar por sí misma. Ser liberal es privatizarlo todo, “majete”, hasta la sanidad y la educación, y si se crean oligopolios (“¿oligo qué?”) digo que es culpa de Zapatero, que es la coletilla más recurrente para justificar el matonismo mafioso de esta panda de ricachones asquerosos que son la derecha española.

No se me olvida que estamos gobernados por los estultos demagogos populistas del PSOE, que no dejan de ser los más idiotas del país. Pero el conservadurismo de Aznar y su secta no lo quiero ni en pintura. Que se metan el dedo corazón en el ojete y urguen. Aunque claro, el cambio político es necesario. Pues que dios nos pille confesados y a mí, si es posible, fuera de España.

Anuncios
09
Sep
09

Yesterday.

Qué tiempos aquellos, allá por el 2001-2006 (el lustro prodigioso) cuando todos éramos tan felices, con trabajo y con dinero (hago siempre lo que quiero) ignorantes de lo que se avecinaba.

Qué grande España (¡¡¡arriba España!!!), cuando su líder más insigne encontró la fórmula magistral para meter a nuestro hispánico país en la Unión Europea y convertirlo en la envidia de Europa y del mundo occidental. Porque con Aznar (dios te salve ¡O Rei!) todo era mejor y más divertido: se recalificaba el suelo, crecía el mercado inmobiliario y la burbuja, el Real Madrid era galáctico y no necesitaba ganar nada, el Pocero era el ejemplo a seguir por la juventud y el futuro brillaba como el oro de las Indias.

Si bien ahora todo está lleno de grúas y la clase pudiente española por entonces sólo estaba formada por constructores, promotores, arquitectos, albañiles, fontaneros y electricistas, las oportunidades para hacerse asquerosamente rico eran infinitas (poderoso caballero y tal y tal); y sin saber ni leer ni escribir. Los jóvenes no necesitaban estudiar y eso era una ventaja (los libros son para los perdedores como todos sabemos). En aquellos maravillosos días de bonanza (ese caballo que viene de…) al olor del hormigón todo era de color de rosa (o rojo anaranjado de ladrillo). Los empleados de la construcción compraban Audis y Mercedes a espuertas, comían en la calle un día sí y otro también; las colas en las tiendas eran kilométricas y el consumo era miel en los labios de una sociedad analfabeta, pero opulenta. No había paro en aquellos “happy twenties” del siglo XXI con los políticos, banqueros y promotores inmobiliarios bailando el charlestón.

Promotor inmobiliario bailando el charlestón en 2005

Promotor inmobiliario bailando el charlestón en 2005

Aquellos maravillosos años eran, no obstante, prolíficos en cultura de primera magnitud. Todos recordamos Aquí  hay Tomate (en sus mejores tiempos), El Gran Hermano (que resiste los envites de la crisis) y Operación Triunfo revolucionando el panorama musical. Y qué me dicen del reggaetón, el sonido insuperable, con letras poéticas en grado sumo y arreglos musicales al nivel de los mejores músicos del mundo. Qué grande Daddy Yankee.

En 2003 Bush invadía Irak y nosotros, como buenos hippies con la tripa llena y los bolsillos rebosantes, salíamos a la calle a protestar por tamaña injusticia y de paso a comer en un McDonald´s y comprar algún trapito. Porque había dinerillo surgido del ladrillo, claro está. Hoy ya nadie protesta por nada, porque ir de “manifa” implica tomar algo en la calle y no hay ni para una caña en vaso de chupito. Y es que ahora por no haber  no hay ni guerras, ni hambre, ni miserias, nada más que las propias de nuestro país por culpa de… a ver…  ¿Zapatero? (por ejemplo).

Desde que llegó ZP al poder, aupado por la muchachada progre, y tras cuatro años de gobierno con inmejorables desmanes al litoral, construcción desenfrenada que nadie pudo ni quiso parar, y orgía de créditos, préstamos, consumo y despiporren, CRACK, todo se fue a tomar por saco . Es que este ZP es un zoquete. Si el Pocero fuera presidente no estaríamos sumergidos en este lodazal de podredumbre que nos impide trabajar y gastar como cabrones. La construcción debe volver y volverá; por la gloria de mi madre. ¿Dónde estás Aznar, querido? Dame un trabajo en FAES, por el amor de dios (tú que eres su lugarteniente y el faro de occidente).

Pero qué fue lo que pasó. Quién nos quitó el sueño español de construir y construir y construir y construir y construir para vivir así como sultanes entre inocentes desmanes, y que ya no rimo más porque quiero terminar este rollo macabeo que no me ha quedado feo (ven lo que produce el paro forzado).

El que se haya sonreído al menos un poco, que lo diga. Y perdonen las disculpas.

Yesterday, all my troubles seemed so fare way…