Posts Tagged ‘humor

07
Abr
11

Quiero ir a la contra. Lo sé, es puro esnobismo; me gusta llamar la atención. Como no soy diferente quiero al menos aparentarlo. Hoy sonrío (no es la marihuana), no voy a ser pesimista, o como mis amigos me dicen: un puto cenizo muy pesado y coñazo. Voy a entrenarme en el optimismo teatral más radical y visceral (ahora me creo poeta). Si pruebas a no leer prensa, y no te crees nada de nada, pero simulas creerlo todo y piensas que nada es imposible, pues es un primer paso ¿no? Sé de buena tinta que esto encanta a las nenas. Ríe, sonríe, carcajéate y hazlas reír (y gasta 15€ en el cine, y 20€ en la cena y 50€ en copas) y lo tienes todo hecho; o casi. El integrado es más sexy que el apocalíptico; a las mujeres no les suelen gustar los tristes (hablan todo el tiempo de asuntos aburridos que no interesan a nadie) . Qué tarde descubren algunos que no hay que tomarse la vida en serio (Why so serious?); algunos maduramos tarde (o nunca, según se mire). Hoy además, para más inri (IESVS NAZARENVS REX IVDAEORVM) -tenía ganas de meter latinajos para parecer más cultivado- brilla el sol, hace calorcito, me pica sobremanera la entrepierna (tengo novia, olé yo) y al menos viviré veinticuatro horas más (o menos).

Voy a ser del todo positivo a pesar del pescado radioactivo de las tierras niponas (básicamente Japón); voy a bailar (sobre tu tumba) aunque los dirigentes de mi país (y también el de los demás) sean unos malnacidos codiciosos e inútiles que no saben ni rascarse el culo sin llenarse de mierda los dedos; qué gracia tienen los “jodíos”. Yes we can, porque la vida es bella y podemos superarlo y no hay nada imposible y podemos hacerlo y… Dios qué “subidón”, esta coca es la caña. IN GOD WE TRUST, que me cago en “tó”.

El Payaso.

Krusty el payaso.

Quiero hablarles de mi tierra: Andalucía; Al-Ándalus para el mundo árabe. En mi tierra siempre brilla el sol excepto cuando llueve en invierno y otoño y primavera. En Andalucía la gente siempre está contenta, canta flamenco y tiene una “grassia que no no puéh aguantá”. ¿Por qué? Pues yo que sé, eso es lo que se dice por ahí (Andalucía te quiere y tal y cual). Igual es por la gracia que tiene la Junta, propiedad del PSOE, que es más corrupta que el agua de mar de Japón tres días metida en los oídos. O igual es por el paro (olé mi gente ociosa en la calleeeeeee fumando petardos y tocando verdialeeeeees; olé mi gente de Andalucíaaaaaaa, sentada al fresco de noche y de díaaaa…). No sé troncos, yo estoy “rallao” o “rayao” o rallado o rayado, que al final es lo mismo (o no) y es decirlo todo y no decirte nada; no sé si me entendéis lo que quiero decir.

En resumen y para acabar este tostón,  quiero invitar al lector a una meditación profunda y constructiva sobre el cosmos, la vida, el universo y la naturaleza humana, citando a un insigne filósofo de este nuestro tiempo, la época que nos ha tocado vivir, una era posmoderna (que no esnob), aciaga (que no jodida) y contradictoria (que no tarada). Como muy bien dijo el bueno de El Cordobés: “es mentalizarse y quererse de verdad. Sano, ese cuerpo, tener potencia, ser feliz, quererte tú mismo, a quererte tú mucho, porque quieres también al que tienes a tu lado y todo sale de verdad y del deporte” (todo esto con un acento de cateto andaluz con pasta que lo flipas).

Y no hay más cera que la que arde.

Anuncios
15
Sep
09

Eso es así compadre.

Ayer descubrí esta joya del humor en casa de mi viejo amigo DAC. Puro costumbrismo andaluz con modismos propios de una ciudad, Sevilla, que sigue mostrando la misma idiosincrasia desde el siglo XVII. Señoritos andaluces que desprecian el trabajo, que aparentan ser más de lo que son y que adoran por encima de todo el ocio y la buena vida. Cofrades, taurinos, rocieros, feriantes, fanfarrones, arrogantes y defensores a ultranza de la “sevillanía”; del “enterismo” y las buenas maneras sevillanas. Eso es así compadre.

Cuando lo vi, reconocí enseguida a mis tíos y a mis primos. No en vano mi tío por parte de padre ha trabajado en SEVILLANAS (ahora ENDESA) toda su vida. Como podéis imaginar, su estilo de vida y el de mis primos ha sido el de unos genuinos señoritos sevillanos de pro: Béticos de toda la vida, devotos de la Macarena y fanáticos de la Semana Santa. Camisas de marca, politos Lacoste, castellanos y el peinado hacia atrás. Cuando era niño y los visitaba, mi porte de “malaguita” hortera, criado entre arena, en chanclas y bañador, les hacía mucha gracia. Hoy no sé nada de ellos. Pero apuesto a que siguen practicando con estusiasmo el “sevillanismo” más acérrimo.

Mi ciudad, Málaga, es un reflejo distorsionado de Sevilla, o al menos así lo percibo yo. He escuchado miles de veces decir que nos parecemos mucho; más de lo que desearíamos los malagueños. Aunque es cierto que quienes lo afirman no son capaces de ver los matices. Es obvio que existen algunas diferencias: Aquí somos más latinos, más sureños, en suma, más horteras. No obstante se puede aplicar la parodia de estos dos geniales humoristas a mi admirable ciudad y su gente, sepultada bajo cemento y hormigón, sin nada a lo que asirse tras el saqueo inmobiliario.

Málaga cofrade, taurina, señorial, cicatera con el perdedor y oportunista con el adinerado. Tenemos la playa pero aun así nos sentimos inferiores. Tenemos a Picasso, pero poca cultura. Lo que más nos une es ese conservadurismo rancio, bañado de beatería e ignorancia, que ha convertido a Andalucía en lo que es hoy; para lo bueno y para lo malo. Andalucía Imparable. Andalucía te quiere.

¿Sabéis qué es lo que más desea un malagueño? Que el Málaga C.F. gane al Betis y al Sevilla, y luego si acaso la Liga; salir de costalero en El Cautivo o La Expiración, y que las otras cofradías no puedan sacar el suyo por la lluvia; tener hijos, una casa, un buen coche y dinero, y que el vecino gane menos; y por último, que los sevillanos se mueran.

Como bien dice el refranero malagueño: “Sevillano el que no bote, eh, eh”.

Disfruten de estos dos maestros. Qué gracia tienen los jodíos.

No se pierdan a los hippies comunistas sevillanos y a los “canis” auténticos del sur.

09
Sep
09

Yesterday.

Qué tiempos aquellos, allá por el 2001-2006 (el lustro prodigioso) cuando todos éramos tan felices, con trabajo y con dinero (hago siempre lo que quiero) ignorantes de lo que se avecinaba.

Qué grande España (¡¡¡arriba España!!!), cuando su líder más insigne encontró la fórmula magistral para meter a nuestro hispánico país en la Unión Europea y convertirlo en la envidia de Europa y del mundo occidental. Porque con Aznar (dios te salve ¡O Rei!) todo era mejor y más divertido: se recalificaba el suelo, crecía el mercado inmobiliario y la burbuja, el Real Madrid era galáctico y no necesitaba ganar nada, el Pocero era el ejemplo a seguir por la juventud y el futuro brillaba como el oro de las Indias.

Si bien ahora todo está lleno de grúas y la clase pudiente española por entonces sólo estaba formada por constructores, promotores, arquitectos, albañiles, fontaneros y electricistas, las oportunidades para hacerse asquerosamente rico eran infinitas (poderoso caballero y tal y tal); y sin saber ni leer ni escribir. Los jóvenes no necesitaban estudiar y eso era una ventaja (los libros son para los perdedores como todos sabemos). En aquellos maravillosos días de bonanza (ese caballo que viene de…) al olor del hormigón todo era de color de rosa (o rojo anaranjado de ladrillo). Los empleados de la construcción compraban Audis y Mercedes a espuertas, comían en la calle un día sí y otro también; las colas en las tiendas eran kilométricas y el consumo era miel en los labios de una sociedad analfabeta, pero opulenta. No había paro en aquellos “happy twenties” del siglo XXI con los políticos, banqueros y promotores inmobiliarios bailando el charlestón.

Promotor inmobiliario bailando el charlestón en 2005

Promotor inmobiliario bailando el charlestón en 2005

Aquellos maravillosos años eran, no obstante, prolíficos en cultura de primera magnitud. Todos recordamos Aquí  hay Tomate (en sus mejores tiempos), El Gran Hermano (que resiste los envites de la crisis) y Operación Triunfo revolucionando el panorama musical. Y qué me dicen del reggaetón, el sonido insuperable, con letras poéticas en grado sumo y arreglos musicales al nivel de los mejores músicos del mundo. Qué grande Daddy Yankee.

En 2003 Bush invadía Irak y nosotros, como buenos hippies con la tripa llena y los bolsillos rebosantes, salíamos a la calle a protestar por tamaña injusticia y de paso a comer en un McDonald´s y comprar algún trapito. Porque había dinerillo surgido del ladrillo, claro está. Hoy ya nadie protesta por nada, porque ir de “manifa” implica tomar algo en la calle y no hay ni para una caña en vaso de chupito. Y es que ahora por no haber  no hay ni guerras, ni hambre, ni miserias, nada más que las propias de nuestro país por culpa de… a ver…  ¿Zapatero? (por ejemplo).

Desde que llegó ZP al poder, aupado por la muchachada progre, y tras cuatro años de gobierno con inmejorables desmanes al litoral, construcción desenfrenada que nadie pudo ni quiso parar, y orgía de créditos, préstamos, consumo y despiporren, CRACK, todo se fue a tomar por saco . Es que este ZP es un zoquete. Si el Pocero fuera presidente no estaríamos sumergidos en este lodazal de podredumbre que nos impide trabajar y gastar como cabrones. La construcción debe volver y volverá; por la gloria de mi madre. ¿Dónde estás Aznar, querido? Dame un trabajo en FAES, por el amor de dios (tú que eres su lugarteniente y el faro de occidente).

Pero qué fue lo que pasó. Quién nos quitó el sueño español de construir y construir y construir y construir y construir para vivir así como sultanes entre inocentes desmanes, y que ya no rimo más porque quiero terminar este rollo macabeo que no me ha quedado feo (ven lo que produce el paro forzado).

El que se haya sonreído al menos un poco, que lo diga. Y perdonen las disculpas.

Yesterday, all my troubles seemed so fare way…

19
Nov
08

Más claro imposible.

He recibido en el correo este video, de parte de un colega, y ha sido muy revelador. Aquí os los dejo.
¿QUERÉIS CONOCER LOS FUNDAMENTOS DE LA CRISIS? PUES CON ESTO TE ENTERAS DE MARAVILLA… DEDICADLE 5 MINUTOS, VALE LA PENA.

EL SEÑOR QUE HABLA DE TODO ESTO ES:
-Doctor Ingeniero Industrial

-ITP Harvard Business School

-Profesor del IESE Business School durante 31 años.

-Fundador y Presidente del Grupo Sonnenfeld.

Echa un vistazo a la entrevista que le hizo Buenafuente.