Posts Tagged ‘humorismo

07
Abr
11

Quiero ir a la contra. Lo sé, es puro esnobismo; me gusta llamar la atención. Como no soy diferente quiero al menos aparentarlo. Hoy sonrío (no es la marihuana), no voy a ser pesimista, o como mis amigos me dicen: un puto cenizo muy pesado y coñazo. Voy a entrenarme en el optimismo teatral más radical y visceral (ahora me creo poeta). Si pruebas a no leer prensa, y no te crees nada de nada, pero simulas creerlo todo y piensas que nada es imposible, pues es un primer paso ¿no? Sé de buena tinta que esto encanta a las nenas. Ríe, sonríe, carcajéate y hazlas reír (y gasta 15€ en el cine, y 20€ en la cena y 50€ en copas) y lo tienes todo hecho; o casi. El integrado es más sexy que el apocalíptico; a las mujeres no les suelen gustar los tristes (hablan todo el tiempo de asuntos aburridos que no interesan a nadie) . Qué tarde descubren algunos que no hay que tomarse la vida en serio (Why so serious?); algunos maduramos tarde (o nunca, según se mire). Hoy además, para más inri (IESVS NAZARENVS REX IVDAEORVM) -tenía ganas de meter latinajos para parecer más cultivado- brilla el sol, hace calorcito, me pica sobremanera la entrepierna (tengo novia, olé yo) y al menos viviré veinticuatro horas más (o menos).

Voy a ser del todo positivo a pesar del pescado radioactivo de las tierras niponas (básicamente Japón); voy a bailar (sobre tu tumba) aunque los dirigentes de mi país (y también el de los demás) sean unos malnacidos codiciosos e inútiles que no saben ni rascarse el culo sin llenarse de mierda los dedos; qué gracia tienen los “jodíos”. Yes we can, porque la vida es bella y podemos superarlo y no hay nada imposible y podemos hacerlo y… Dios qué “subidón”, esta coca es la caña. IN GOD WE TRUST, que me cago en “tó”.

El Payaso.

Krusty el payaso.

Quiero hablarles de mi tierra: Andalucía; Al-Ándalus para el mundo árabe. En mi tierra siempre brilla el sol excepto cuando llueve en invierno y otoño y primavera. En Andalucía la gente siempre está contenta, canta flamenco y tiene una “grassia que no no puéh aguantá”. ¿Por qué? Pues yo que sé, eso es lo que se dice por ahí (Andalucía te quiere y tal y cual). Igual es por la gracia que tiene la Junta, propiedad del PSOE, que es más corrupta que el agua de mar de Japón tres días metida en los oídos. O igual es por el paro (olé mi gente ociosa en la calleeeeeee fumando petardos y tocando verdialeeeeees; olé mi gente de Andalucíaaaaaaa, sentada al fresco de noche y de díaaaa…). No sé troncos, yo estoy “rallao” o “rayao” o rallado o rayado, que al final es lo mismo (o no) y es decirlo todo y no decirte nada; no sé si me entendéis lo que quiero decir.

En resumen y para acabar este tostón,  quiero invitar al lector a una meditación profunda y constructiva sobre el cosmos, la vida, el universo y la naturaleza humana, citando a un insigne filósofo de este nuestro tiempo, la época que nos ha tocado vivir, una era posmoderna (que no esnob), aciaga (que no jodida) y contradictoria (que no tarada). Como muy bien dijo el bueno de El Cordobés: “es mentalizarse y quererse de verdad. Sano, ese cuerpo, tener potencia, ser feliz, quererte tú mismo, a quererte tú mucho, porque quieres también al que tienes a tu lado y todo sale de verdad y del deporte” (todo esto con un acento de cateto andaluz con pasta que lo flipas).

Y no hay más cera que la que arde.