Posts Tagged ‘Semana Santa

15
Sep
09

Eso es así compadre.

Ayer descubrí esta joya del humor en casa de mi viejo amigo DAC. Puro costumbrismo andaluz con modismos propios de una ciudad, Sevilla, que sigue mostrando la misma idiosincrasia desde el siglo XVII. Señoritos andaluces que desprecian el trabajo, que aparentan ser más de lo que son y que adoran por encima de todo el ocio y la buena vida. Cofrades, taurinos, rocieros, feriantes, fanfarrones, arrogantes y defensores a ultranza de la “sevillanía”; del “enterismo” y las buenas maneras sevillanas. Eso es así compadre.

Cuando lo vi, reconocí enseguida a mis tíos y a mis primos. No en vano mi tío por parte de padre ha trabajado en SEVILLANAS (ahora ENDESA) toda su vida. Como podéis imaginar, su estilo de vida y el de mis primos ha sido el de unos genuinos señoritos sevillanos de pro: Béticos de toda la vida, devotos de la Macarena y fanáticos de la Semana Santa. Camisas de marca, politos Lacoste, castellanos y el peinado hacia atrás. Cuando era niño y los visitaba, mi porte de “malaguita” hortera, criado entre arena, en chanclas y bañador, les hacía mucha gracia. Hoy no sé nada de ellos. Pero apuesto a que siguen practicando con estusiasmo el “sevillanismo” más acérrimo.

Mi ciudad, Málaga, es un reflejo distorsionado de Sevilla, o al menos así lo percibo yo. He escuchado miles de veces decir que nos parecemos mucho; más de lo que desearíamos los malagueños. Aunque es cierto que quienes lo afirman no son capaces de ver los matices. Es obvio que existen algunas diferencias: Aquí somos más latinos, más sureños, en suma, más horteras. No obstante se puede aplicar la parodia de estos dos geniales humoristas a mi admirable ciudad y su gente, sepultada bajo cemento y hormigón, sin nada a lo que asirse tras el saqueo inmobiliario.

Málaga cofrade, taurina, señorial, cicatera con el perdedor y oportunista con el adinerado. Tenemos la playa pero aun así nos sentimos inferiores. Tenemos a Picasso, pero poca cultura. Lo que más nos une es ese conservadurismo rancio, bañado de beatería e ignorancia, que ha convertido a Andalucía en lo que es hoy; para lo bueno y para lo malo. Andalucía Imparable. Andalucía te quiere.

¿Sabéis qué es lo que más desea un malagueño? Que el Málaga C.F. gane al Betis y al Sevilla, y luego si acaso la Liga; salir de costalero en El Cautivo o La Expiración, y que las otras cofradías no puedan sacar el suyo por la lluvia; tener hijos, una casa, un buen coche y dinero, y que el vecino gane menos; y por último, que los sevillanos se mueran.

Como bien dice el refranero malagueño: “Sevillano el que no bote, eh, eh”.

Disfruten de estos dos maestros. Qué gracia tienen los jodíos.

No se pierdan a los hippies comunistas sevillanos y a los “canis” auténticos del sur.